lunes, 10 de marzo de 2014

Killing time


Los minutos de sus días con sus horas y segundos, los dedicaba a limpiar las blancas esferas de los enormes relojes de las ciudades que visitaba. Relojes de pared, de torres de ayuntamientos, relojes de números romanos, de dígitos árabes, relojes de cuerda, digitales, exactos, inexactos, relojes esféricos, cuadrados, grandes o pequeños... A veces, tener demasiado tiempo le resultaba agobiante y como no sabía qué hacer con él, un buen día decidió matarlo...

1 comentario:

ñOCO Le bOLO dijo...


No sé que decisión havbrás tomado para con UTOPIA, pero he encontrado éste. Estupendo.
Si quién mata el tiempo es John Mayall, bien matado estará. El rey del blue blanco.

· un beso

· CR · & · LMA ·